¿Necesitas decorar la habitación de los benjamines de la casa? En este post te ofrecemos una serie de consejos para decorar la habitación de un niño o niña con los elementos que mejor combinen con tu hogar y, sobre todo, que más apasionen a los benjamines.

Todo para crear un espacio donde dormir, jugar y estudiar. Y, sobre todo, un lugar para soñar. Una decoración y un cuidado en los detalles que no tiene por qué estar reñido con lo práctico y lo funcional de tus muebles ¿Quieres saber cómo? ¡Aquí te ofrecemos una serie de consejos!

¿Cómo decorar una habitación infantil?

juvenil_moderno_063
Antes de comenzar a comprar muebles y decoración para la habitación de los niños hay que pensar en el estilo que le queremos dar. Así, la mayoría de los elementos irán el misma línea y nuestro diseño será mucho más equilibrado. Los muebles infantiles y juveniles más habituales son los modernos, los rústicos y los contemporáneos. Si quieres hacerte una imagen del estilo, podrás encontrar muchas ideas de estos tres estilos en la sección de dormitorios infantiles de rústica& ambientes.

Orden en la habitación, ¿es posible?

Mantener ordenado el cuarto de un niño o niña parece imposible… Pero organizar será un placer si el pequeño cuenta con cajones, cajas, estanterías, armarios y su mesilla de noche. Por eso, no escatimes en elementos de ordenación para que cada juguete tenga su sitio.

¿Y si son dos? ¡Literas y camas nido!

Si un amiga se queda a dormir, si tu hija celebra una fiesta de pijamas o si tienes que habilitar una habitación para dos hermanos, existen soluciones. Las más habituales son las literas, para espacios reducidos, y las camas nido, cuando las visitas sean de vez en cuando.

Tres ambientes en uno: jugar, dormir y estudiar

¿Un espacio para jugar, dormir y estudiar parece complicado? No lo será tanto si habilitas diferentes espacios: una zona de juego, el espacio de la cama y un rincón con escritorio y mesita para estudiar. En la zona de juego puedes instalar una alfombra, unas estantería y cajones para juguetes e incluso elementos como una tienda de campaña para juegos o un teatrillo. Para separar bien los otros dos ambientes puedes valerte de estanterías, de cajones y de muebles.

Un mundo imaginario en la pared

¿Parece que los muebles son los únicos protagonistas? Lo cierto es que no, en una habitación infantil pueden compartir perfectamente reparto con las paredes, el mejor lugar para que el pequeño o la pequeña de la casa deje volar su imaginación. Pinta los muros de un color y utiliza otro para los elementos decorativos predominantes. Otra idea creativa es habilitar un espacio de expresión para que el niño cuelgue sus pequeñas “obras de arte”. Y no pierdas de vista tampoco los papeles decorativos, ¡una opción ideal para los dormitorios infantiles!

Decoración mano a mano

Y, sobre todo, recuerda que la decoración de un dormitorio infantil o juvenil será tarea de, al menos, dos. Tener en cuenta la opinión de los niños será muy importante para que se sientan a gusto en este lugar tan importante para ellos. Aunque es complicado que participen en la elección de los muebles cuando son pequeños, pueden ser parte activa a la hora de escoger la decoración que más les guste para este espacio que marcará parte de su infancia.