La madera y los elementos decorativos acogedores y con un toque natural y campestre son las señas de identidad de este estilo de decoración: el rústico. Se trata de un clásico, pero que aparece muchas veces mezclado con otros como el nórdico, el industrial o incluso el conocido como “rústico chic”, con toques modernos.

Y es que, hoy en día, la decoración rústica va mucho más allá de muebles de madera de pino y una chimenea: se ha convertido en una estupenda base para decorar con todos esos elementos que nos transmiten tranquilidad y sentimiento de estar “en casa”.

La esencia campestre no tiene por qué estar reñida con los toques modernos.

Aunque dentro de este estilo se pueden distinguir varias tendencias, nos vamos a centrar en el estilo rústico más clásico para extraer sus principales características en cuanto a materiales, colores y decoración.

Y si te gusta este estilo, no dudes en echar un vistazo a nuestro catálogo de muebles de salón rústicos, así como de dormitorio. ¡Será un placer asesorarte y ayudarte a encontrar el estilo que buscas!

En armonía con la naturaleza: los materiales del estilo rústico

El estilo rústico ha sido tradicionalmente utilizado en casas en el campo, por lo que tenderá a mimetizarse con el entorno. Así, la piedra en las paredes o el blanco del encalado, los muebles de madera maciza, las vigas de madera, el mimbre o el barro y la cerámica destacan como materiales muy utilizados.

En cuanto a muebles, puedes encontrar algunos muy clásicos como cómodas, baúles, mecedoras, mesas auxiliares con cajones y la chimenea.

Los tejidos de este estilo privilegian las fibras naturales, por lo que podrás encontrar telas de saco, algodón o lino.

La madera que combina con tonos claros

Además de la calidez que confiere la madera maciza, ¿cómo podemos seguir transmitiendo esa sensación de hogar? En el estilo rústico se trabaja principalmente con materiales de colores claros (blanco, beige, marfil…) y con colores cálidos (tonos anaranjados, marrones, rojizos…). El azul también es un buen aliado.

Los muebles de madera pintados de color blanco también son muy habituales en la decoración rústica moderna.

Muebles restaurados o de estilo antiguo

El estilo rústico trata de trasladarnos a un entorno campestre y, muchas veces, hace suya la calidez de los hogares de hace décadas. Por eso, muchos de los muebles de este estilo se fabrican como antaño, de forma artesanal y por encargo. Otra opción es la restauración de antiguas piezas que darán un toque de autenticidad a nuestro rincón.

Decoración rústica: Ideas de objetos y elementos

Finalmente, podemos conjugar nuestros muebles de madera maciza con elementos de decoración característicos como pueden ser antigüedades relacionadas con el mundo rural, cuadros en consonancia o flores silvestres, recurrentes en este tipo de ambientes.

Para dar calidez a las estancias, la chimenea es un plus, aunque el efecto de la lumbre también se puede conseguir con una buena iluminación.