Los muebles de madera son siempre los más apreciados: tienen carisma y resisten de maravilla al paso de los años. Lo que sí que es cierto es que hay que limpiarlos y cuidarlos muy bien para que duren el máximo tiempo posible en las mejores condiciones. Especialmente cuando hablamos de madera natural.

En este post vamos a conocer varias formas de limpiar la madera, tanto con productos como con soluciones naturales. ¡Todo lo necesario para mimar al que seguramente es uno de los muebles más apreciados de la casa!

limpiar muebles de madera

La limpieza del mueble de madera paso a paso

  1. Para limpiar el mueble perfectamente, lo primero que debemos hacer es retirar las piezas y objetos como decoración o vajilla.
  2. Movemos el mueble para separarlo de la pared.
  3. Comenzamos a limpiar siempre por la parte menos sucia y continuamos por la parte trasera y la de abajo.
  4. Una vez que hemos concluido, secamos adecuadamente el mueble con un paño para evitar cercos y que se hinche la madera. De todas formas, no es muy recomendable impregnar con mucha agua el mueble durante el proceso.

¿Qué productos utilizar para la madera?

Como hemos indicado, el agua no es una buena solución para los muebles de madera, sobre todo, en exceso. Por eso, existen distintos métodos de limpieza, dependiendo del tipo de madera:

Madera encerada

Para los muebles encerados es recomendable quitar el polvo diariamente. Para mantener la cera natural, puedes aplicar cera (en aerosol o en bote) al menos una vez al mes. Aplica el producto en una bayeta o paño, bien extendida. Frota el mueble de madera a fondo.

Muebles barnizados

Limpia la madera barnizada con un paño humedecido en agua templada. También puedes utilizar una disolución de jabón neutro con agua tibia, recordando siempre pasar otro trapo con agua para aclarar y otro seco para retirar toda la humedad.

Madera lacada

La madera lacada es muy sensible. Trata de no golpearla ni dañarla con objetos para que no salte la laca. En la limpieza, utiliza solo jabón neutro disuelto en agua como primer paso, aclara con otro paño y, finalmente, retira la humedad con una bayeta limpia. El mantenimiento diario de quitar el polvo es importante, sobre todo, en la madera lacada blanca.

Madera natural

La madera natural, cuando no ha sido sometida a ningún tratamiento, es especialmente sensible. Por eso, la recomendación es utilizar solo un trapo sin ningún producto. Mejor los reservamos para los barnizados o lacados.

Algunos trucos naturales para limpiar madera

Concluimos este post sobre cómo limpiar los muebles de madera con algunas soluciones naturales para mimar tus muebles de madera. Una alternativa a los productos que puedes encontrar en el supermercado y que son completamente naturales:

Mezcla de vinagre de vino y aceite de oliva

Se trata de una solución a partes iguales de vinagre de vino y aceite de oliva. Es un tratamiento nutritivo excelente. Después de aplicar la mezcla debes dejarla reposar durante una hora y acabar con una capa de cera (escoge entre incolora, blanca y negra).

Nuez

Finalmente, para eliminar las rayas de los muebles de madera, no hay nada mejor que el fruto de la nuez. Mueve la nuez en el sentido de las vetas de madera, como si las estuvieras frotando. Sorprendentemente, la nuez crea una capa reparadora.