Trabajar desde casa es una modalidad de empleo muy cómoda que cada vez más personas escogen como forma de trabajo.

Para ello, se necesita tener un lugar en casa destinado a dicha tarea, algo que en algunas ocasiones es muy complicado al no disponer de mucho espacio o no saber cómo decorarlo.

En el post que os traemos hoy os contamos lo que hay que tener en cuenta para crear un despacho en casa.

Localización de nuestro despacho

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el sitio donde vamos a crear nuestro lugar de trabajo. Esto es importante ya que debemos encontrar un lugar que sea solo para trabajar y que no nos distraiga con nada ni lo asociemos con el descanso.
Por ello, es recomendable que nunca se localice el despacho en el dormitorio, dado que si lo hiciéramos ya tendríamos ligada esa estancia con otro objetivo, el descanso, y esto no nos ayudaría a rendir en nuestro trabajo.

En definitiva, lo ideal es encontrar un lugar que nos inspire creatividad y nos proporcione un ambiente tranquilo y de trabajo, como una habitación diferenciada a las demás o un lugar apartado en el salón.

Estilo

El estilo de  la decoración escogido para el despacho suele ir acorde con el resto de la decoración del hogar. No obstante, esto no tiene que ser una regla obligatoria. Deberemos escoger la decoración que nos sea más funcional y que nos trasmita más para poder efectuar nuestra labor.

estilo despacho

Podemos encontrar en el mercado diferentes estilos, como el minimalista, el vintage, el industrial, el clásico o el rústico.

Cada uno de ellos tiene unas características que se adaptaran a tus gustos sin ningún problema. Por ejemplo, uno de los más utilizados actualmente es el estilo minimalista, que se caracteriza por incorporar muebles sencillos para que no haya ninguna distracción visual y el color predominante es el blanco.

Mobiliario

Llegamos a uno de los puntos más importantes a la hora de decorar un despacho: Los muebles que tenemos que escoger.

muebles despacho

Lo primero que debemos tener en cuenta es el tipo de trabajo que vamos a desarrollar, para así decidir los muebles idóneos dependiendo de la funcionabilidad.

A groso modo, los muebles que vamos a necesitar tienen que ser lineales, concretamente:

  • Un escritorio donde colocar el ordenador y los papeles que utilicemos. Normalmente el escritorio deberá ser rectangular y lo suficientemente amplio.
  • También es importante colocar una silla cómoda que se adapte a nuestro cuerpo, puesto que pasaremos mucho tiempo sentados ahí. Además, si el trabajo a realizar necesita de un lugar de almacenaje, será importante incorporar un armario a tal fin.

No es recomendable incorporar mucho mobiliario y menos si disponemos de poco espacio.

Color

Como ya hemos reiterado en anteriores artículos, cuando queremos decorar una estancia es imprescindible tener en cuenta el color que vamos a dar a las paredes, puesto que gracias a él podremos dar diferentes sensaciones.

color despachoEs recomendable incorporar en los despachos colores tono pastel, cálidos o neutros, como por ejemplo el marrón, blanco, verde o amarillo, ya que aportan tranquilidad y, sobre todo, una sensación de amplitud, que de tener un espacio reducido esto es un gran aliado.

Si utilizamos tonos pastel, favoreceremos a tener un ambiente más humano y menos frío. Si por el contrario utilizamos el color amarillo, estimularemos activamente el cerebro lo que favorece la comunicación. Por último, si utilizamos el color blanco, ayudaremos a dar objetividad, concentración y relajación.

Iluminación

Otro gran elemento que tenemos que tener presente en la decoración de un despacho es la iluminación.

iluminacion despacho

La mejor iluminación que podemos tener es la natural, por lo que tener el despacho al lado de una ventana por la que entre esta maravillosa luz es ideal. Sin embargo, si no disponemos de esta luz natural, podemos incorporar luz artificial general.

Independientemente tengamos luz natural o no, necesitaremos una lámpara de escritorio, mejor si es regulable, para poder disponer de luz en todo momento del día.

Con todo esto, podemos ver cómo crear un despacho en nuestro propio hogar puede resultar sencillo. Simplemente, ¡sigue todos estos pasos y estarás listo para trabajar desde casa!