¿Cuáles son las claves para una decoración moderna? Uno de los estilos de decoración más populares es el estilo moderno. De hecho, lo escuchamos habitualmente para la decoración de hogares, hoteles, establecimientos y restaurantes pero, ¿a qué hace referencia el estilo de decoración moderno?

El modernismo fue una corriente de renovación artística que se desarrolló a finales del siglo XIX y principios del XX. Su influencia no pasó desapercibida para el mundo de la decoración y las líneas básicas de este estilo siguen inspirando hoy en día. Pero la corriente que realmente influyó en el interiorismo moderno fue la escuela alemana de Bauhaus, que le aportó la simplicidad y la funcionalidad.

A día de hoy este estilo moderno no se ha ido y continúa siendo uno de los más habituales. Con algunas introducciones y cambios, podemos observar en muchos hogares actuales el mismo estilo que hace un siglo, cuando esta corriente comenzó. Por eso, en este post rescatamos algunas de las claves para una decoración moderna que permita estar a la última con elementos que ya son unos clásicos.

Chaise longue tapizado en gris

Consejos para logar un interiorismo moderno

  • Diseño minimalista. El estilo moderno está muy relacionado con el concepto de minimalismo: los espacios son muy depurados y el mobiliario es el imprescindible. Las líneas son puras, limpias y simples.
  • Sin adornos. No hay muchos adornos, predominan las figuras geométricas y los muebles funcionales. De hecho, en el estilo moderno el mobiliario es solo aquel que se va a utilizar, siguiendo la filosofía del “menos es más”.
  • Iluminación. La luz juega un papel clave en este tipo de decoración, que es más austero que otros dado que el espacio no está sobrecargado de muebles ni de decoración. Una buena iluminación hace posible que estos pocos elementos cobren todo el protagonismo. La introducción de cristaleras que aporten luz natural a la sala es algo muy característico de este estilo de decoración.
  • Blanco y negro. El blanco, el negro e incluso los tonos marrones y grises son colores muy utilizados en el estilo moderno. Aunque se tiende a los colores neutros, también se pueden introducir sin grandes estridencias toques de color en cojines y complementos (¡de los que no se debe abusar!).
  • Vidrio, metal y piel. El vidrio, el metal o la piel son algunos de los materiales característicos de este estilo de decoración.

El estilo moderno: un campo para la fusión

El estilo moderno ha ido evolucionando en varias variantes y puede aparecer fusionado con otros estilos que a la vez han bebido de él. Es un estilo versátil que se puede fusionar con otros toques de interiorismo más clásicos, vintages, contemporáneos o rústicos.

Es muy habitual introducir elementos del denominado estilo industrial, que recuerda a la arquitectura típica de las naves industriales. Y también del estilo nórdico, con el blanco como color insignia.

Y, como no, se puede mezclar con el estilo contemporáneo, reflejo de las últimas tendencias en decoración. Aunque en ocasiones ambos estilos se confunden, el contemporáneo se diferencia claramente del moderno por ser menos estructurado y tener una gama de color más amplia.

Para encontrar un estilo perfecto para la decoración del hogar, te invitamos a que visites nuestro catálogo de muebles, donde encontrarás interiorismo moderno, contemporáneo, rústico y de fusión. ¡Descubre el estilo de decoración que más se adapta a ti!